SENTENCIA FAVORABLE RECLAMACIÓN DE CANTIDAD TARJETA 

 

Un fondo buitre, reclama a nuestro cliente la cantidad de 3.700 €, importe que afirma se corresponde con el saldo deudor derivado del contrato de préstamo concertado entre la demandad y la entidad CARREFOUR E.F.C.S.A., cuyo crédito ha adquirido mediante escritura de compraventa de cartera de créditos.

 

Nos oponemos, tanto en el procedimiento monitorio como en el declarativo posterior, alegando en esencia no acreditarse por la demandante de donde obtiene el saldo reclamado, al no aportar el contrato base de la reclamación y no justificarse mediante el certificado aportado la liquidez, vencimiento y exigibilidad de la deuda reclamada, considerando abusiva la cláusula, en virtud de la que reclama el importe del capital anticipado.

 

La sentencia de primera instancia estimó parcialmente la demanda. Consideró acreditado la existencia del contrato de solicitud de tarjeta mediante el que se le otorgaba un crédito por importe de 1.200 € y ante la falta de cuadro de amortización y del clausulado que regule el vencimiento anticipado, consideró acreditado la existencia de una deuda vencida, por importe de 977,55 €, importe por el que condenó a la demandada.

 

Pero recurrido a la Audiencia Provincial de Madrid, nos da la razón ya que entiende que la parte demandante debe acreditar, que la cantidad reclamada, es debida, líquida y está correctamente determinada y de la documentación aportada no se puede considerar acreditados estos extremos.

 

Por lo que SE ESTIMA el recurso de Apelación interpuesto por nuestro despacho contra la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 4 de los de Collado Villalba, y en su consecuencia SE DESESTIMA LA DEMANDA INTERPUESTA contra nuestro cliente y se absuelve a nuestros clientes de todos los pedimentos, A QUIEN SE ABSUELVE DE LOS PEDIMENTOS CONTRA ELLA FORMULADOS.

 


SENTENCIA ESTIMATORIA CLAUSULA SUELO CON NOVACION DE PRÉSTAMO HIPOTECARIO

 

En este caso ejercitamos una acción para obtener la declaración de nulidad de limitación mínima al tipo de interés variable aplicable (cláusula suelo) contenida en la escritura de compraventa con subrogación y novación de préstamo hipotecario y solicitamos el reintegro de cantidades que por dicha nulidad resulte.

 

Se estima la demanda y se declara la nulidad de la cláusula suelo y se condena a la entidad bancaria a abonar las cantidades indebidamente percibidas desde el inicio del contrato hasta la resolución definitiva de este proceso, en aplicación de la cláusula suelo declarada nula con sus intereses legales, desde la fecha de cada cobro. 

 

Además, se condena a la entidad demandada a recalcular y rehacer el cuadro de amortización del préstamo hipotecario objeto de autos, excluyendo la cláusula suelo, sin amortizar cantidad alguna. 

 

Se imponen a la parte demandada el pago de las costas de esta instancia.

 


OBLIGACIONES SUBORDINADAS

 

Se ejercita por  por este despacho una acción de indemnización de daños y perjuicios a  una entidad bancaria por el incumplimiento de su obligación de ofrecer  a nuestro cliente una información precontractual, de forma imparcial, no engañosa, clara, comprensible y con suficiente antelación, en relación con la suscripción de las obligaciones subordinadas ofrecidas y adquiridas por el mismo, en fecha 5 de mayo de 2010 y por importe de 43.000 euros. 

 

En la demanda presentada solicitamos que se declare que la entidad bancaria fue negligente en el cumplimiento de sus obligaciones y se le condene al pago de la pérdida de valor patrimonial determinada por la diferencia entre el precio de adquisición de los valores (43.000 euros), menos los intereses abonados a la parte demandante como rentabilidad de los activos y el valor de mercado de las acciones de la entidad bancaria por las que le fueron canjeadas las obligaciones subordinadas de forma impuesta, incrementando el interés legal .

 

Se estima nuestra demanda y se condena a la entidad bancaria a indemnizar a nuestro cliente por los daños y perjuicios sufridos equivalentes a la pérdida patrimonial experimentada, determinada por la diferencia entre el precio de adquisición de los valores (43.000 euros), menos los intereses abonados  a nuestro cliente, como rentabilidad de los activos y el valor de mercado de las acciones de la entidad bancaria  por las que le fueron canjeadas de manera impuesta las obligaciones subordinadas, incrementada esta cantidad   por el interés legal devengado desde la fecha de interposición de la presente demandada.